Share on facebook
Share on twitter
Share on email

La avellana es uno de los frutos secos más apetecidos, aunque es originaria de China su utilización se ha extendido en todo el mundo. Cuando son cultivadas a través de la agricultura orgánica sus propiedades son mayores tanto en sabor como en valores. Pueden ser consumidas en crudo, tostadas o procesándolas como bebida vegetal.

Beneficios de la avellana

-Gracias a su composición en ácido fólico y zinc, las avellanas están indicadas durante el embarazo.

-Las grasas de la avellana son en su mayor parte monoinsaturadas con un beneficioso efecto cardioprotector pues favorecen el equilibrio en los niveles de colesterol HDL.

-Son una buena fuente de minerales como calcio, fósforo y magnesio, indispensables para el crecimiento, así como de manganeso.

-La acción antioxidante de la vitamina E y los fitoesteroles mantienen la elasticidad y el buen estado de los vasos sanguíneos.

-Debido a su riqueza nutritiva y energética, las avellanas son una muy buena opción para deportistas, o cualquier persona que deba realizar un esfuerzo especial.

-Su delicioso sabor la hace perfecta para la preparación de diversas recetas dulces y combina maravillosamente con el chocolate.

Fuentes: La Vanguardia, La farmacia Bio

Continúa leyendo

Crema de remolacha con coco

La remolacha es una hortaliza con la me gusta cocina por su alto poder antioxidante. Se puede utilizar cruda, para ensaladas y jugos, o cocida, en sopas y cremas. Además, no pierde las propiedades una vez cocida, así que puedes utilizarla como más te guste!!!

Leer más

Torta de banano

Hoy hice una torta de banano con harina de sarraceno y kamut. En otras ocasiones sólo he utilizado harina de sarraceno y también queda muy deliciosa, sin embargo tiene un sabor más fuerte. Al mezclar las 2, se sigue sintiendo el sabor del sarraceno, aunque más sutil y a mi parecer, queda perfecta!!!

Leer más

Tabulé de Kamut

El tabulé es una ensalada vegetariana / vegana del Medio Oriente hecha típicamente con cuscús, tomates frescos, pepino, cebolla y algunas hierbas como el perejil y la menta. Suele sazonarse con jugo de limón, aceite de oliva, sal y pimienta, aunque a mí me gusta agregarle una pizca de comino en polvo.

Leer más